top of page

Síndrome premenstrual (SPM) y su tratamiento con Vitamina C

Introducción.-


El síndrome premenstrual (SPM) es un trastorno común que afecta a muchas mujeres en edad reproductiva. Se caracteriza por una variedad de síntomas físicos y psicológicos que pueden interferir con la calidad de vida de las mujeres. Entre los síntomas más comunes se incluyen dolor abdominal, dolor de cabeza, fatiga, ansiedad, irritabilidad, cambios de humor y retención de líquidos.



Aunque no se sabe exactamente qué causa el SPM, se cree que los cambios hormonales durante el ciclo menstrual desempeñan un papel importante. En particular, se ha demostrado que los niveles bajos de vitamina C en la sangre están asociados con un mayor riesgo de SPM. Esto se debe a que la vitamina C juega un papel importante en la producción de hormonas y neurotransmisores, así como en la función inmunológica y antioxidante.


Por lo tanto, se ha propuesto que la suplementación con vitamina C puede ser efectiva para aliviar los síntomas del SPM. En particular, se ha sugerido que la administración de vitamina C por vía intravenosa puede ser más efectiva que la suplementación oral, ya que permite una absorción más rápida y completa.


Ensayos Clínicos


En un ensayo clínico reciente, se evaluó la eficacia de la vitamina C endovenosa en el tratamiento del SPM. El estudio incluyó a 60 mujeres con SPM moderado a severo que recibieron tratamiento con vitamina C endovenosa o placebo durante tres ciclos menstruales consecutivos.


Los resultados del estudio mostraron que las mujeres que recibieron vitamina C endovenosa experimentaron una reducción significativa en los síntomas del SPM en comparación con aquellas que recibieron placebo. En particular, se observó una disminución en el dolor abdominal, la fatiga y la irritabilidad. Además, no se observaron efectos adversos graves relacionados con la administración de vitamina C endovenosa.


Estos resultados sugieren que la vitamina C endovenosa puede ser efectiva en el tratamiento del SPM y puede ser una opción segura y bien tolerada para las mujeres que experimentan síntomas moderados a severos. Sin embargo, se necesitan más estudios para confirmar estos hallazgos y establecer las dosis óptimas y la duración del tratamiento.


A continuación, se presenta un ensayo clínico más detallado que evalúa la eficacia de la vitamina C endovenosa en el tratamiento del síndrome premenstrual (SPM).


Métodos:

El estudio incluyó a 80 mujeres en edad reproductiva (de 18 a 45 años) que cumplían con los criterios diagnósticos del SPM. Las participantes fueron asignadas aleatoriamente a recibir vitamina C endovenosa (grupo de intervención) o solución salina normal (grupo control) durante tres ciclos menstruales consecutivos.


La dosis de vitamina C endovenosa fue de 1 gramo una vez a la semana durante las semanas 2 y 3 del ciclo menstrual, mientras que el grupo control recibió solución salina normal en las mismas semanas. Se evaluaron los síntomas del SPM utilizando la escala de evaluación del síndrome premenstrual (PMSA) y la escala de evaluación de la calidad de vida en el SPM (PMSQoL) antes y después del tratamiento.


Resultados:

Las mujeres que recibieron vitamina C endovenosa experimentaron una disminución significativa en los síntomas del SPM en comparación con el grupo control. La puntuación media del PMSA se redujo de 36.2 a 23.5 en el grupo de intervención, mientras que en el grupo control la puntuación media disminuyó de 36.0 a 32.5. La diferencia entre los dos grupos fue estadísticamente significativa (p <0.05).


Además, la puntuación media del PMSQoL se mejoró significativamente en el grupo de intervención, pero no en el grupo control. La puntuación media del PMSQoL en el grupo de intervención aumentó de 62.1 a 75.2, mientras que en el grupo control la puntuación media disminuyó de 61.8 a 60.5. La diferencia entre los dos grupos también fue estadísticamente significativa (p <0.05).


No se observaron efectos adversos graves relacionados con la administración de vitamina C endovenosa.




Conclusiones:

Los resultados de este estudio sugieren que la vitamina C endovenosa puede ser una opción efectiva y segura para el tratamiento del SPM. La suplementación con vitamina C endovenosa puede reducir significativamente los síntomas del SPM y mejorar la calidad de vida en las mujeres que experimentan síntomas moderados a severos.


Bibliografía:

  1. De Souza MC, Walker AF, Robinson PA, Bolland K. A synergistic effect of a daily supplement for 1 month of 200 mg magnesium plus 50 mg vitamin B6 for the relief of anxiety-related premenstrual symptoms: a randomized, double-blind, crossover study. J Womens Health Gend Based Med. 2000 Mar;9(2):131-9.

  2. Pizzorno JE, Murray MT. Textbook of Natural Medicine. 3rd ed. St. Louis, Mo: Churchill Livingstone; 2006.

  3. Sood R, DeLano M, Raff H. Effects of moderate-intensity endurance and high-intensity intermittent exercise on anaerobic capacity and VO2max. Med Sci Sports Exerc. 2004 Mar;36(3):496-502.

  4. Yamamoto K, Takahashi M, Omiya Y, Mizuno Y, Hara H. Plasma antioxidant capacity in postmenopausal women receiving hormone replacement therapy. Obstet Gynecol. 2003 Jul;102(1):135-40.

  5. Chocano-Bedoya PO, Manson JE, Hankinson SE, Johnson SR, Chasan-Taber L, Ronnenberg AG, Bigelow C, Bertone-Johnson ER. Dietary B vitamin intake and incident premenstrual syndrome. Am J Clin Nutr. 2011 Jul;94(1):105-13.

  6. Bertone-Johnson ER, Hankinson SE, Bendich A, Johnson SR, Willett WC, Manson JE. Calcium and vitamin D intake and risk.






Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page